Redes Sociales

Ago 14, 2015

Estamos disfrutando de algunos al días sol, playa, piscina... Hacemos cosas distintas y nuestro cabello se ve afectado, a menudo lo notamos.

Nosotras recomendamos cuidarlo especialmente, lo hacemos con la piel, ¿podemos hacerlo con el cabello?

Los rayos UVA del sol, el sudor, el cloro, la salitre actúan sobre la cutícula y debilita el cabello. ¿Cómo podemos paliar los efectos?

Protegiendo activamente el cabello con sprays de protección solar, pañuelos, sombreros ibicencos y similares. ¿Un look desenfadado con una buena excusa?

Los acondicionadores sin aclarado pueden ser buenos aliados, rehidratan las puntas. En esta línea, una mascarilla semanal, ¿por qué no?

Si llevas color utiliza productos específicos para esto. Prueba a darte un tono de color más oscuro, el sol modificará el color de tu pelo, de tu piel y tu percepción final del color de tu pelo.

Los lavados a diario son higiénicos y recomendables, favorecen la renovación y el crecimiento.

¿Algo más?

Para cabello y cuero cabelludo es muy bueno beber agua abundante, zumos naturales de fruta, verdura, además apetece!

Para evitar el encrespado evita la humedad usando champús, mascarillas alisantes e incluso geles concretos antiencrespado. Un toque final de plancha o tenacilla también son claves.

Tu pelo y tú más felices en verano!

Reserva tu cita